Humedades en paredes

Las humedades en paredes son un factor a tener muy en cuenta en nuestros hogares pues además de los daños materiales que producen como manchas de moho, desconchones y frío en el ambiente, también tiene otros efectos secundarios severos.

Son mucho más corrientes en las épocas frías (otoño-invierno) y sobre todo en zonas húmedas. La falta de ventilación en esta época hace además que las diferentes estancias de nuestra casa no se ventilen y las humedades se mantenga en el interior, localizándose en las zonas más frías como pueden ser ventanas, paredes y techos.

Las humedades en paredes puede producirse por varios factores: por condensación, por filtraciones de agua o por capilaridad.

Humedades en paredes por condensación

humedades-en-paredes-por-condensacionLa condensación en el interior de nuestros hogares se forma por la inexistencia de una ventilación adecuada. El vapor de agua generado en el interior no puede salir hacia el exterior y se deposita en las zonas más frias.

Las humedades en paredes por condensación se manifiestan en forma de mohos y resultan además un verdadero problema para los habitantes de la vivienda pues pueden provocar problemas para la salud.

Humedades en paredes por fitración

humedades-en-paredes-por-filtracion
Este tipo de humedad se produce habitualmente por una impermeabilización defectuosa o ineficiente o por la existencia de grietas que filtran el agua hacia el interior. Las filtraciones pueden producirse por la presión del agua o también debido a la fuerza de la gravedad.

Cuando son debidas a la fuerza de la gravedad, generalmente parten del techo. El agua empapa los materiales con los que está construido y termina bajando por este efecto.

Si se producen en paredes o en los suelos, suele ser debida a la presión del agua procedente de la lluvia o la que asciende del terreno.

Humedades en paredes por capilaridad

.
humedades-en-paredes-por-capilaridadLa capilaridad es un fenómeno que afecta a todos los líquidos en general y que produce que ascienda en contra de la gravedad. En el caso de nuestros hogares, el agua asciende a través de los cimientos y va ascendiendo por los diferentes capilares que encuentra a su paso, empapando paredes y muros.

Un ejemplo muy gráfico puede ser el efecto de un terrón de azúcar mojado. Si observas el hecho de ponerlo en contacto con un líquido verás como comienza a absorberlo, empapándose en cuestión de segundos. Este mismo efecto es el que se produce en los materiales con los que está construida nuestra vivienda y puede ser provocado por un mal drenaje del terreno, la rotura de una tubería subterránea, la saturación de agua de lluvia que no encuentra un lugar para evacuar o una mala impermeabilización de muros y cimientos.

La altura a la que suele ascender la humedad en paredes por capilaridad no suele pasar de un metro y medio y depende mucho de los capilares del material de construcción.

Humedades en paredes

Las humedades en paredes tiene además las siguientes consecuencias:

Incremento del coste de la calefacción. Cuando hay humedades en paredes tenemos que calentar, además del aire existente en las habitaciones, el agua acumulada en las mismas.
Este agua procedente de las humedades en las paredes se evapora al calentarse, enfriando el aire ambiente que es necesario volver a calentar.

Desconches en las paredes. Al estar expuestas a la humedad, las paredes sufren desconchones en la pintura o cualquier otro revestimiento que la esté protegiendo. Esto conlleva unos altos costes de mantenimiento pues es habitual tener que pintarlas cada año.

Deterioro del contenido de la vivienda. Las humedades en paredes llegan a pudrir los muebles que están en contacto con ellas y por consiguiente su contenido: ropa, calzado, complementos y demás contenido terminan enmoheciéndose.

Devalúan el valor de la propiedad. Una vivienda con humedades pierde valor de mercado debido al deterioro de su estructura, de las paredes, de la pintura y los suelos.

Nuestro consejo es actuar cuanto antes ante un problema de humedades en paredes pues si no se pone remedio de inmediato solo conseguiremos incrementar los gastos además de no poder disfrutar de un ambiente cálido y cómo de nuestro espacio.

En Hogar Seco podemos ayudarle a eliminar las humedades de las paredes. Llámenos y concertaremos una visita con uno de nuestros técnicos homologados para que realice un completo diagnóstico de humedades que verifique cuál es su origen. A partir del diagnóstico estaremos seguros cuál es el tipo de humedad existente en su vivienda y podremos realizar un tratamiento definitivo para su completa eliminación.

Etiquetado con: