Humedades en paredes interiores

Las humedades en paredes interiores son una patología característica en nuestros hogares.

Estas humedades, que pueden ascender desde el suelo, producirse en el interior debido a la condensación o generarse en las paredes con orientación norte debido habitualmente a fenómenos meteorológicos adversos (lluvias frecuentes, viento que arrastra partículas que chocan con las paredes) suelen comenzar con pequeñas manifestaciones: desprendimiento de pintura, olor a humedad, manchas de agua y sales en las paredes…

humedades-en-paredes-interiores

Estos síntomas van aumentando con el paso del tiempo, y si no se toman las medidas necesarias para atajarlas de raiz pueden llegar a suponer un verdadero problema para los habitantes de la vivienda.

Además de los daños estéticos que siempre suponen un gasto (rascar y pintar las paredes cada año o cada 2 años) las humedades en paredes interiores pueden generar problemas para la salud.

Las humedades en paredes suelen venir acompañada por la presencia de ácaros que estando en suspensión en el ambiente interior de nuestros hogares son inhaladas por sus habitantes, potenciando tanto enfermedades respiratorias como el asma.

Pero…¿Cómo eliminar las humedades en paredes interiores?

La solución no es sencilla pues pueden venir provocadas por diferentes causas. Existen varios tipos de humedades:

humedades por condensación

humedades por capilaridad

humedades por filtraciones de agua

Cada tipo de humedad es diferente y necesita un tratamiento específico.

En muchas ocasiones se toma la decisión de adoptar remedios caseros que no solo no solucionan el problema sino que en ocasiones puede llegar a agravarlo.

Lo más recomendable es consultar con una empresa de humedades experta antes de tomar ninguna decisión sobre cómo repararlas.

La experiencia en este tipo de tratamientos le asegurará a qué tipo de humedades se enfrenta y le recomendará el tratamiento más adecuado para eliminar definitivamente las humedades en paredes interiores con el consiguiente ahorro de tiempo y dinero en el caso de una actuación incorrecta.

Etiquetado con: