Humedad y sensación térmica

Humedad y sensación térmica son dos términos que van de la mano.

Alguna vez te habrás preguntado porqué notamos más frío del que realmente vemos en nuestro termómetro. La temperatura que percibimos en nuestro cuerpo no es la misma que la que vemos reflejada en el termómetro.

Esto es debido a la sensación térmica, que nos hace sentir temperaturas diferentes.

Los factores que más influyen en la sensación térmica son la humedad del aire y la velocidad del viento.

La sensación térmica es una sensación aparente que tenemos ante una determinada temperatura. En las zonas costeras durante el verano puede que haya una temperatura de 25 grados y sin embargo nosotros podemos sentir hasta 35, es decir, 10 grados más.

Sin embargo, durante el invierno hay dos motivos que nos hacen sentir frio: la diferencia entre nuestra temperatura corporal y la velocidad del viento. Cuanto mayor es la velocidad del viento más calor atrae, por lo que nuestro cuerpo se enfría mucho antes que si no tuviese contacto con él.