Calidad del aire en nuestro hogar

Calidad del aire en nuestro hogar

La calidad del aire en el interior de nuestros hogares tiene una gran incidencia en nuestra salud.

Si sumamos la cantidad de tiempo que pasamos en el interior de nuestra casa y en el centro de trabajo podremos comprobar que alrededor del 90 % nos lo pasamos en el interior.

El hecho de vivir la mayor parte del tiempo en ambientes cerrados, nos hace pensar qué es lo que sucede con el aire que respiramos…

¿Estamos respirando un aire puro y limpio de contaminación o por el contrario la calidad del aire en nuestro hogar es insalubre?

¿Cuál es el problema que está generando una mala calidad del aire en el interior de nuestro hogar?

Estudios recientes han comprobado que la calidad del aire puede ser incluso peor que la del aire exterior.

Los motivos son varios y entre ellos podemos citar:

El empleo de cada vez más productos: productos de limpieza, de higiene, belleza, aerosoles, ambientadores…..

En los últimos años se ha incrementado la utilización de productos de limpieza específicos para cada uno de los materiales de nuestro hogar: unos especiales para madera, otros para la limpieza de superficies sintéticas, otros para eliminar la grasa, también para cristales, otros que eliminan la cal, etc.

Cualquiera de estos productos pueden producir reacciones alérgicas, sobre todo a las personas más débiles de la casa como niños y personas mayores que no cuentan con las defensas necesarias.

Calidad del aire

Exceso de humedad.

Otro de los motivos es que las nuevas viviendas se construyen de modo más hermético, imposibilitando que nuestro hogar respire.

Con anterioridad a este cambio en el modo de construir, las casas respiraban a través de los miles de fugas existentes en los materiales de construcción de nuestra casa, pero en la actualidad las viviendas son cada vez más herméticas con el fin de evitar la pérdida de calefacción y aire acondicionado de modo que la cantidad de aire que se renueva diariamente es muy limitada.

Si Usted observa alguna de los siguientes síntomas en su vivienda es más que posible que la calidad del aire no sea la adecuada:

Acaros, hongos, mohos

Humo de tabaco

Gas Radón

Polvo, polen

Contaminantes producidos por su combustión (gas natural y propano, queroseno, carbón, madera etc.) Este tipo de contaminantes ensucian el aire que respiramos y producen irritación de ojos y garganta.

Pelo de nuestras mascotas

Problemas de salud

Etiquetado con: