Humedad – Tipos de humedades

Existen varios tipos de humedades en función de su procedencia y cada uno debe ser tratado de manera individual si queremos eliminar definitivamente la humedad del interior de nuestros hogares.

El primer paso es realizar un diagnóstico para confirmar el tipo de humedad al que nos enfrentamos y poder realizar un tratamiento adecuado. Un correcto diagnóstico implica siempre un considerable ahorro de tiempo, dinero y molestias.

La importancia del análisis reside en que existen distintos tipos de humedades que pueden afectar a su hogar, y cada tipo de humedad debe ser tratada de forma específica; si por ejemplo usted sufre problemas de humedades por condensación y se aplica un tratamiento para humedades por filtración lo único que obtendrá será una obra en su hogar, larga, molesta y poco económica y una vez acabada la obra usted volverá a observar como la condensación sigue presente en su hogar.

Humedad – ¿Qué tipos de humedad existe?

1. Humedad por Condensación

La condensación puede causar problemas de humedades y estimular el crecimiento de mohos en su casa. Además de los daños estéticos incrementa el riesgo de problemas respiratorios. También puede causar que los marcos de madera se pudran.

tipos-de-humedades-condensacion

¿Que es la condensación?

La condensación comienza siendo un alto índice de humedad en el aire, generalmente producida por cocinar, lavar o secar la ropa en interiores ayudándose por la calefacción.
Cuando esta humedad ambiental entra en contacto con superficies frías como paredes, espejos, azulejos o ventanas, esta humedad se condensa en forma de gotas de agua. El aire húmedo asciende cuando está caliente y muchas veces acaba en el techo y en habitaciones situadas a mayor altura donde se forman los mohos.

¿Por qué la condensación es un problema?

Dejar las humedades por condensación sin tratar suele dar paso a la aparición de mohos en paredes, techos, mobiliario y ropa almacenada en armarios y cajones. También puede afectar a los elementos de yeso y favorecer que la madera se pudra.

¿Cómo minimizar la condensación?

Si usted desea reducir la condensación en su hogar le sugerimos que inicialmente siga estas recomendaciones:

  • Cerrar la cocina y las puertas de los baños para prevenir que el flujo de aire humedecido se traslade a habitaciones mas frías.
  • Cuando esté cocinando deje que el aire humedecido se escape abriendo una ventana o utilizando la campana extractora manteniendo la ventana abierta durante 20 minutos después de que haya acabado de cocinar.
  • Abra algunas ventanas en otras habitaciones durante un rato cada día. Esto permite renovar el aire del interior de su vivienda.
  • Limpie las superficies donde observe humedad para evitar la aparición de mohos.
  • No bloquee las ventilaciones de aire y permita que el aire circule alrededor de muebles y cajones.
  • Evite el uso de estufas de gas o calentadores de parafina ya que estos producen una gran cantidad de humedad y son un riesgo para su salud y su seguridad.

Produzca menos humedad ambiental.

  • Trate de secar su ropa en exteriores siempre cuando sea posible o use pequeñas habitaciones ventiladas.
  • Recuerde que las mascotas y las plantas producen humedad ambiental también.
  • Mantenga las ollas tapadas cuando cocina.
  • Si tiene una secadora o lavadora asegúrese de que se ventila siguiendo las instrucciones del fabricante.

2. Humedad por capilaridad o humedades ascendentes

La capilaridad puede afectar a todos los edificios. Es un problema común en edificios antiguos donde no se ha instalado una barrera física contra las humedades por capilaridad o está dañada.

Con el paso del tiempo, el agua del suelo se abre camino a través de los cimientos de los edificios hasta llegar a las paredes. Este agua del subsuelo contiene sales minerales que quedan depositadas en la superficie de sus muros cuando el agua se evapora.  De hecho, estas sales atraen la humedad ambiental generando un estado de humedad permanente sobre sus paredes.

Cómo se origina la humedad por capilaridad

Prácticamente todos los edificios están rodeados de humedad natural que intenta entrar dentro de la estructura del edificio. Materiales como la piedra y el ladrillo son porosos y se empapan con la humedad como una esponja si no existe una membrana contra humedades.

Cuando se construye un edificio una forma de prevenir las humedades por capilaridad es la instalación de una barrera antihumedad de forma que la humedad por capilaridad no pueda ascender por su estructura. Cuando esta barrera no existe  o se ha dañado el resultado suele ser la aparición de humedades por capilaridad.

¿Por qué la capilaridad puede ser un problema?

La capilaridad produce daños anti estéticos en las paredes y además es un riesgo para su salud, pues acelera la descomposición de elementos de madera en propiedades antiguas y aumenta su gasto en calefacción debido a que una pared húmeda se enfría de forma rápida. Si usted identifica la aparición de humedades por capilaridad puede aplicar la siguiente regla general: cuanto antes se trate el daño, menor será el coste del tratamiento.

¿Cómo detectar las humedades por capilaridad?

Para identificar estos tipos de humedades (capilaridad) se puede proceder mediante una comprobación visual.
Los síntomas más comunes de que una pared está afectada por las humedades por capilaridad suelen ser manchas de humedad sobre los zócalos de la pared con alturas de hasta 1 metro, pintura levantada o papel pintado que se despega. También la aparición de eflorescencias blancas, manchas de sal, que han aparecido en la superficie de su pared.

tipos-de-humedad-capilaridad

3. Humedad por filtración de agua

Este tipo de humedades por filtración aparecen en zonas con impermeabilización deficiente o sin ella. La ausencia de impermeabilización permite que el agua se abra paso a través de fachadas, muros de contención o sótanos.

tipos-de-humedades-filtracion

El agua presente en la tierra que rodea a un edificio entra en contacto con los muros del mismo, degradando los materiales de construcción y llegando en casos graves a producir daños estructurales, desprendimientos del revestimiento, fallos en la instalación eléctrica y entrada de agua en el recinto creando un ambiente húmedo con los problemas de salud asociados al mismo.

Incluso si usted utiliza un sótano como almacén, la humedad que invade el sótano puede estropear los elementos almacenados en él provocando cuantiosas perdidas económicas.

Uno de los principales problemas para tratar este tipo de humedades es encontrar la zona de entrada, ya que los síntomas observados se localizan en la zona de salida. Esto significa que el origen de la humedad puede tener su entrada en una zona muy diferente ya que el agua puede recorrer bastante distancia por el interior de sus paredes antes de salir hacia fuera. Este recorrido se produce por las diferencias de porosidad que se encuentran en su pared o por la existencia de tuberías u otros elementos que desvían el recorrido de dicha humedad.

Si usted detecta un problema de humedad llámenos para solicitar un análisis gratuito y sin compromiso.

Evaluaremos el impacto del tipo de humedad que está afectando a su vivienda y le entregaremos un presupuesto para solucionarlo sin compromiso.

Etiquetado con: ,