Problemas de humedades en las viviendas

oxido-por-humedadLas fuertes lluvias que se están produciendo este invierno pueden provocar el síndrome de las “viviendas enfermas”.

El efecto de las goteras y pequeñas filtraciones en nuestras viviendas producen humedad y moho, efectos poco recomendables para habitar una vivienda.

Expertos en construcción consideran que estas filtraciones y goteras son un caldo de cultivo idóneo para que la humedad se introduzca en las paredes de nuestras viviendas y nos indican que éstas, al estar construidas por materiales porosos, funcionan a modo de vasos capilares que absorben el agua del exterior y la introducen hacia el interior.

Para que este ecosistema invisible en un principio no produzca el efecto de “viviendas enfermas” una primera medida sería mantener una ventilación constante y limpieza de las zonas afectadas. Otra cosa es que además no dispongamos de una vivienda construida con los materiales adecuados o de baja calidad. En este caso los problemas de humedad se acentúan, provocando manchas de humedad y hongos haciendo más probable que la vivienda enferme.

Si el problema no se soluciona, las humedades podrían reducir la vida útil de una vivienda hasta el 50%, pues una pared mojada pierde este porcentaje de su poder de carga.

Otro elemento que se ve afectado seriamente son los elementos metálicos como vigas y tuberías que resultan también afectados por la humedad hasta terminar oxidándose y perdiendo propiedades.

La humedad estructural es un problema grave al que hay que aplicar un tratamiento de humedades lo antes posible pues de otro modo puede invadir toda la vivienda hasta derrumbarla, con el consiguiente riesgo de accidentes.

Etiquetado con: