Problemas de humedades en el baño

Los problemas de humedades en el baño se originan debido a la gran concentración de vapor de agua en su interior.

Es el baño una de las estancias en las que existe mayor riesgo de tener problemas en el baño, en concreto estamos hablando de humedades por condensación.

Las humedades por condensación son generadas en el interior de nuestra casa y es en el baño, debido a la gran actividad que desarrollamos día a día, el lugar en el que se genera el mayor exceso de agua en el ambiente.

El vapor de agua generado durante las duchas se deposita en las paredes y en las ventanas y si la ventilación no es la adecuada provoca un ambiente húmedo en el que los hongos encuentran un habitat fenomenal para vivir y reproducirse.

Las manifestaciones más comunes de las humedades por condensación en el baño son las siguientes:

moho-en-el-bañoPresencia de moho en paredes y techos así como alrededor de las ventanas. La presencia de moho es facilmente apreciable por las manchas negras que vemos sobre estas superficies y que generalmente se van agrandando con el paso del tiempo.

Malos olores. Si tienes humedades en casa concentradas en el baño notarás un fuerte olor a humedad, tanto en el ambiente como en las toallas, que pueden llegar a presentan además pequeños puntos negros procedentes de los mohos.

Vahos. Los espejos impiden que nos reflejemos en ellos al estar cubiertos de vahos que son además complicados de eliminar tras la ducha. También se verán empañados los cristales de las ventanas, impidiendo la visión hacia el exterior.

humedades-baño

Es muy probable que hayas experimentado alguno de estos síntomas procedentes de las humedades en tu casa.

Si es así, lo más probable es que tengas humedades por condensación, que además de ser un incordio se extenderán por otras estancias de la casa como la cocina, en la cual se generan también grandes cantidades de vapor de agua al cocinar e incluso en los dormitorios.

Las humedades no desaparecen por arte de magia. Mejoran en épocas en las que las temperaturas ascienden y en las que no existe tanta diferencia de temperatura entre el interior y el exterior, pero es necesario tratarlas para que no se extiendan por el resto de la casa.

Una adecuada ventilación, sobre todo en baños y cocinas, mejorará estos síntomas, aunque ante la presencia de alguno de estos síntomas recomendamos realizar una inspección para atajar el problema antes de que continúe y sea más costoso su tratamiento.

Los remedios caseros suelen ser una de las primeras acciones que tomamos ante los problemas de humedades en el baño; comprobarás, si no los has hecho ya, que estos remedios no son efectivos y lo único que conseguirás es gastar el dinero y tu valioso tiempo.

Nuestro consejo es que no prolongues el tiempo en aplicar un tratamiento adecuado y actúes a la mayor brevedad.

Tu casa, su contenido y tu bienestar se verán recompensados y volverás a disfrutar cómodamente de tu casa libre de humedades.

Etiquetado con: