La humedad y el frio pueden estar vinculados al riesgo de derrames

La humedad y el frío pueden estar vinculados al riesgo de sufrir un derrame cerebral.

Según un reciente estudio de la universidad de Yale, el frío y la humedad alta, unidos a oscilaciones de temperatura pueden provocar derrames cerebrales.

Los resultados del estudio demuestran que los vasos sanguíneos se contraen con el frío y la humedad, provocando un aumento de la presión arterial. El clima extremo, además, puede desencadenar una reacción de estrés en el cuerpo, liberando sustancias que aumentan el trabajo del corazón y hacen la sangre más “pegajosa” y propensa a coagularse.

El climas fríos y húmedos el cuerpo se adapta tomando medidas drásticas; se produce stress cardiovascular.

Este estudio descubrió que las temperaturas más bajas, los cambios grandes de temperaturas y la humedad están vinculados a mayores tasas de hospitalización por accidentes cerebrovasculares.

Etiquetado con: