Manchas de sal en la pared

Las manchas de sal en la pared pueden estar provocadas por el agua de la lluvia, que se filtra en la tierra, disolviendo sales minerales como nitratos, cloruros, sulfatos y carbonatos de sodio, potasio, calcio o magnesio.

Las manchas de sales degradan paredes, muros, el yeso y la pintura.

Estas sales minerales, presentes en el subsuelo, se abren camino junto con el agua del subsuelo por los conductos naturalmente presentes en los cimientos y los muros por efecto de la capilaridad.

Existen grandes cantidades de sales también en el interior de las paredes que provienen de los mismos materiales utilizados en la construcción como los ladrillos, la cal, el cemento e inclusive el agua.

Todas estas sales son transportadas por el agua que empapa la pared hasta que ésta alcanza su límite de saturación. Es entonces cuando surgen las manchas de sal en paredes, apareciendo agua y sales en la superficie interior de la pared. Cuando este agua se ha evaporado quedan en la pared las sales o eflorescencias salinas, formando en la superficie un polvillo blanco constituido por pequeños cristales de sales marinas, que comunmente conocemos como salitre.

Top