Humedades en viviendas de alquiler

Humedades en viviendas de alquiler

Una de las principales causas de las discusiones entre inquilinos y propietarios o vecinos de una comunidad son las humedades. La aparición de humedades ocasiona graves problemas en la calidad de vida de los habitantes y muchas veces es complicado llegar a un acuerdo.

Cuando la vivienda es alquilada aparecen diferentes preguntas y situaciones: ¿qué sucede si el inquilino no avisa al propietario de la aparición de humedades?, ¿ está obligado a hacerlo?, ¿cuál es la responsabilidad del propietario?

Si somos inquilinos y tenemos problemas de humedad, lo primero que debemos de hacer es llamar al propietario de la vivienda para solicitarle que lo solucione, ya que puede recurrir mediante el seguro de la viviendo o de la comunidad; en caso de no avisar al propietario una de las muchas preguntas que nos abordan será si el dueño puede quedarse con la fianza por no haber sido advertido de los problemas de humedad.

No avisar al propietario de la aparición de humedades no un motivo fundamentado por el cual el propietario de la vivienda pueda quedarse con la fianza, aunque es cierto que el inquilino debería de avisar al propietario de la vivienda, ya que es responsabilidad de éste el correcto mantenimiento de la vivienda.

Humedades en comunidades de viviendas

Cuando el problema de humedades está relacionado con obras de conservación y mantenimiento del edificio es la comunidad de vecinos la responsable de solucionarlo. La ley de propiedad horizontal así lo indica en el artículo 10.1.

La aparición de humedades suele ser un quebradero de cabeza. Para llegar al entendimiento lo mas recomendable es tratarlos con la máxima brevedad posible para que los problemas de humedad no se magnifiquen con el tiempo.

Etiquetado con: